Acerca de esto

Caracas Café comenzó en 1997 como un proyecto de Guillermo Amador y Daniel Zuloaga, quienes estaban asociados en una de las empresas mas “prometedoras” de la época: dictar cursos de Internet. Si, aunque hoy en dia suene tan disparatado pensarlo, en ese entonces muy poca gente sabía como enviar un mensaje de correo electrónico.
La gente no sabía diferenciar entre un directorio y un buscador, (y en ese entonces no importaba, porque existía Yahoo, pero Google no era el gigante que es hoy).

En el Internet Wayback Machine pueden encontrar las diferentes pantallas de inicio de Caracas Café, desde 1998 hasta agosto de 2003.

En enero de 2006 volvimos al aire en formato blog pero con la misma idea que tuvimos en 1997: llevar a Ustedes nuestra opinión de los sitios a los cuales vale la pena ir, que cosas hacer.
En algunos artículos nos acompaña Adriana Medina, nuestra amiga de Cosas Cotidianas. Desde mayo de 2009 aparece aqui de vez en cuando y de cuando en vez Ingrid Valero, amiga y periodista con un gusto ecléctico que nos encanta.

En el 2010 adoptamos el formato de Metroblog, (la verdad es que adoptamos el nombre, porque precisamente eso fuimos desde el principio), ahora acompañados de nuestros amigos Laura Solórzano, Anabel Navarro y Hugo Londoño, para seguir contándoles lo interesante que puede ponerse esta ciudad, si tan solo la vemos con la mirada correcta.

Este texto es el mismo que apareció en 1997, y lo compartimos de nuevo con Ustedes:

Caracas Café es una guí­a, que por razones topológicas, patológicas y toponí­micas, está permanentemente en construcción. Los directorios son así, se están actualizando semana a semana. Pero las guías rara vez hacen lo propio. Casi siempre uno recibe una actualización anual, que al momento de salir ya está obsoleta, porque el crecimiento comercial de Caracas es extremadamente violento y vertiginoso. Por eso Caracas Café, para llevar la historia de ese fenómeno tan interesante, tan deslumbrante, que nos incumbe a todos los que alguna vez necesitamos salir a la calle, sentarnos en una terraza y pedir un café, aunque no seamos fanáticos, por el simple hecho de hacerlo, por el simple gusto de relajarnos.

En Caracas Café encontraremos algunos sitios que comunmente serí­an llamados restaurantes, fuentes de soda o cervecerias, pero que nosotros hemos dado por catalogarlos como “cafés”, simplemente. Como definición de un lugar, de un espacio, mas alla del complemento de una función.

Nuestra labor, (que es también nuestra mayor diversión), es llevarles información acerca de los lugares a dónde ir en la ciudad, las cosas que pueden hacer los fines de semana, como no aburrirse cuando pensamos que no hay nada que hacer, y la realidad es que hay centenares de opciones allá afuera.

Agradecemos enormemente Vuestras colaboraciones, comentarios y sugerencias, porque en realidad nuestra mayor satisfacción es la que conseguimos cuando ustedes nos visitan.

Saludos,
Guillermo Amador Bograd
editor@caracascafe.net