Recetas

Hamburguesas de lentejas para el ayuno de carne

Esta receta es para los aventureros del paladar, para los que hacen ayuno de carnes en Semana Santa, para los vegetarianos y para todo el que quiera tener una experiencia diferente con la comida. La primera vez que hice esta receta había buscado muchísimas versiones en internet porque me costaba creer que pudiera dar semejante y delicioso resultado, hasta que un día lo que tenía en mi cocina era lo más básico lentejas y aliños… fue cuando pensé ‘ahora o nunca’.

Pues resulta que alimentarse sin carnes (y no hablo de eliminarlas por completo de la dieta) no tiene porque ser feo, ni desabrido ni liviano, todo depende de la manera como uno decida prepararlo y del cariño que se le ponga a la preparación. Las hamburguesas de lenteja sorprendieron a mis amigos que cuando iban por la mitad se percataron de lo que estaba hecha la ‘carne’ y con mayor gusto se la comieron asombrados de que eran granos lo que estaban comiendo. Sin más preámbulos, ¡la hamburguesa de lentejas!.

INGREDIENTES
2 tazas de Lentejas
1 cebolla grande
½ Pimentón
5 dientes de ajo
Un puño de perejil o cilantro (inclusive ambos)
Sal
Comino, orégano, pimienta, tomillo y romero
Salsa de soya e inglesa
2 huevos
Pan rallado o harina de maíz

PREPARACIÓN
Se cuecen las lentejas sacándoles el agua cuando hiervan y colocándoles agua nueva a punto de hervir y se cocinan hasta que estén blandas, para luego dejarlas enfriar a temperatura ambiente. Toma la mitad de las lentejas y las licua para que queden como una salsa muy espesa.

En un bol coloca todas las lentejas, añadiendo todos los aliños picados finamente, los condimentos (cuidando de no poner mucho tomillo y romero), las salsas, los huevos y un par de cucharadas de pan rallado, se mezcla hasta que la preparación tenga una forma consistente y deja reposar por un rato para que tome todos los sabores.

Luego se preparan pasándolas por el pan rallado o la harina de maíz y se fríen o se colocan a la plancha cocinando hasta que se vea seca (aunque no tanto). Sirva tal cual como una hamburguesa y sorpréndase!.

Mousse de Mango: un manjar del trópico

El mango es una de las frutas más exóticas y seductoras de la que podemos presumir, en otros países pagan lo que sea por un ejemplar, mientras que aquí en Venezuela alzamos la mano y lo escogemos a nuestro gusto. Existen miles de recetas para combinar con esta fruta, pero en esta ocasión presentaremos un postre bien ligero que seguramente te dejará con ganas de más!.

INGREDIENTES
- 1 lata de Leche Condensada
- 5 huevos
- 1 cucharada de jugo de limón
- 2 vasos de pulpa de mango
- 3 sobres de gelatina sin sabor
- ½ taza de agua

PREPARACIÓN
Separe las yemas de las claras, vierta la leche condensada en el vaso de la licuadora y añada la yemas una a una licuando bien después de cada adición, posteriormente agregue primero el jugo de limón y luego la pulpa de mango, vuelva a licuar muy bien hasta que esté completamente integrado.

Humedezca la gelatina con el agua en una olla y deje reposar por 5 minutos, lleve a fuego lento y cocine revolviendo hasta que se haya derretido completamente, agregue a la preparación anterior y revuelva muy bien. Bata las claras a punta de nieve e incorpórelas a la preparación con movimientos envolvente con delicadeza.

Vierta en un molde ligeramente engrasado para poder desmoldar al servir y refrigere por tres horas mínimo.

Nota: A esta receta se le pueden agregar trocitos de mango de bocado o hacer una capa gruesa de galletas dulces molidas como el pie ¡queda muy delicioso!.

Chalupa de pollo a la caraqueña

Para corroborar lo mucho que nos gustan a los venezolanos los platos compuestos, existe esta versión criollita de la Chalupa de pollo mexicana! No nos daremos el absoluto y total crédito de ella, pero nuestras mujeres si fueron lo suficientemente astutas y creativas para modificar la receta hasta el punto de hacerla totalmente diferente y ¿quién dice que no?.

Aunque su preparación y difusión se ha minimizado a tal punto de que muchos no conocen esta deliciosa versión, era un plato muy común en las reuniones familiares numerosas porque constituye un plato completo en sí misma que conquista todos los sentidos. Leyendo la receta comienzo a reflexionar sobre lo mucho que nos gustan los toques dulzones en la comida y cualquier cosa que sepa a navidad; esto lo digo porque la variación criolla de la receta podría recordarnos a la hallaca.

La variación dio un nuevo plato, cambiamos las tortillas mexicanas por cachapas, queso rallado por queso telita o de mano y guiso a base de tomate por uno más dulce, con aceitunas, pasas y vino.

INGREDIENTES
3 o 4 pechugas de pollo (desmechadas y su caldo)
1 cebolla grande
3 ajíes dulces rojos
½ pimentón rojo
½ taza de tomate pelado y picado
1 diente de ajo
Papelón rallado
1 taza de Vino tinto
Aceitunas verdes
Pasas negras
Aceite de oliva
Sal al gusto

Cachapas
Queso telita o de mano
Nata criolla

ELABORACIÓN
EL GUISO: en una olla de fondo grueso se calienta aceite de oliva para sofreír la cebolla hasta dorar y luego se agrega sucesivamente ají, pimentón y ajo hasta que estén dorados para agregar el pollo y cocinar por 5 minutos y agregar el vino, el papelón, el tomate, las aceitunas, las pasas y colocarle la sal, cocinar hasta que todos los sabores se junten, siempre y cuando quede con suficiente salsa, en caso de que se vaya secando es recomendable agregar un poco del caldo del pollo o de vino y se tapa la olla para cocinar a fuego lento durante 30 o 40 minutos, rectificando el sabor.

CHALUPA: el armado siempre dependerá de nuestro gusto, pero básicamente consiste en colocar capa sobre capa como una especie de pasticho. Se coloca una capa de cachapas en el fondo del molde y se va cubriendo con suficiente guiso, luego una capa de queso y así hasta llegar a la parte de arriba del molde, donde terminarás con una capa de nata y otra de queso para que gratine en el horno por 20 o 30 minutos. Lo recomendable es apagar el horno y dejar la chalupa adentro hasta que repose un poco, para servir caliente.

Dulce de leche cortada sólo hay en Venezuela

Podríamos decir que el dulce de leche más conocido en el mundo es el arequipe y no podemos negar que es bastante práctico, delicioso y duradero; en nuestro país existen diversas variedades y –obvio- todos son divinos, tanto las conservas, los abrillantados de los andes, las papitas de leche con clavito de olor, el de tubitos o cuadritos de Coro, entre otros. Pero el que –para mi- se lleva todos los premios de la academia es el Dulce de Leche Cortada, no se si es por los recuerdos de la niñez que me evocan o por la maravillosa combinación lacto, dulce y ácido.

Su textura peculiar, ese olor del limón y el liquido que arropa el dulce, son totalmente irresistible al punto de que no paro de salivar de sólo imaginarlo, predilecto por nuestras abuelas y mamas por su fácil e inmediata preparación que seguramente las sacó de apuros en cualquier merienda.

INGREDIENTES
- 1 litro de agua
- 300 gramos de leche en polvo
- 2 tazas de azúcar
- El jugo de un limón grande o de dos pequeños
- 1 cucharadita de vainilla
- clavos de olor al gusto
- canela en astilla al gusto

PREPARACIÓN
Prepare la leche y agregue el jugo del limón, coloque la mezcla en una olla junto con los clavos, la canela y la vainilla a fuego medio hasta que hierva; posteriormente cocine a fuego bajo moviendo de vez en cuando con una paleta de madera para que no se peque en la olla, pero cuidando de no disolver los grumos y en el momento que se vea que la leche se ha cortado, agregue el azúcar y moviendo de la misma manera hasta que se forme un almíbar y tome un color dorado como el que ve en la foto.

Deje reposar a temperatura ambiente y coloque en la nevera en un recipiente con tapa y sirva cuando este frío.

Deliciosos churros para merendar

¡Que levante la mano el que no le gusta comerse unos churros con chocolate bien deliciosos! una merienda que los niños sabrán apreciar y pueden comer de vez en cuando para saciar sus apetitos por el dulce, inclusive lo que nos ocurre a los adultos cuando en un día frío nos topamos una delicia de estas.

Como es una preparación bastante fácil de hacer y no requiere mayores ingredientes, les brindo esta receta para que se den un gustico azucarado.

INGREDIENTES
2 tazas de harina
2 tazas de agua
1 cucharadita de sal
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de mantequilla.
Aceite para freír
Azúcar (o chocolate en polvo) para espolvorear

PREPARACIÓN
En una olla se deja hervir el agua con azúcar, sal y mantequilla, en ese momento se vuelca por completo la harina, se apaga el fuego y se mezcla enérgicamente con una cuchara de madera hasta que la pasta se despegue de las paredes de la olla.

Se coloca suficiente aceite en un caldero y se calienta para echar los churros que saldrán del resultado de meter la masa en una crema pastelera que les dará esa forma tan peculiar, cortándolos en la medida que deseemos, una vez dorados se escurren en papel absorbente y se espolvorean con azúcar o con chocolate en polvo. Ya quedará de su parte derretir una tableta de chocolate con un poco de leche si quiere sumergirlos en esta irresistible preparación.

Smoothies: una forma sana de compartir y alimentarse

Aunque se diga que consumir esta bebida es producto de la moda, los smoothies son una opción perfecta para quienes tienen poco tiempo o quieren compartir una bebida refrescante que sea fácil de preparar, así que sea cuales fueren los motivos siguen siendo deliciosos y por eso les daremos algunos tips para crear combinaciones originales de las que seguramente no se arrepentirán.

Su preparación debe ser inmediata antes de consumir y consta básicamente de dos ingredientes: un producto lácteo y frutas o vegetales, a diferencia de los batidos su consistencia es más espesa por la cantidad de hielo que se utiliza y son al estilo frappe. Se puede utilizar leche de vaca o de soya y yogurt, a esto añadir las combinaciones de nuestra preferencia.

Para un desayuno o una merienda son perfectos! Y las medidas que se deben tomar en cuenta son fáciles de calcular puesto que se calcula la cantidad de un yogur natural por persona –aún cuando seguramente quieran un poco más- y una o dos frutas por porción. Para su preparación se pica el hielo en la licuadora hasta granizarlo, se agrega el yogur o leche, los trozos de fruta y algo para endulzar que puede ser azúcar, miel o edulcorante.

Combinaciones irresistibles
Kiwi + Pera + Pepino
Patilla + Frutilla
Cambur + Manzanas + Cereal o Granola
Mango + Naranja
Kiwi + Cambur
Piña + Fresas + Albaricoque
Moras + Fresas + Arándanos
Melocotones + Duraznos + Nectarina + Lechuga + Perejil
Fresas + Lechosa + Aguacate + Canela

Smoothies Verdes
A estas combinaciones de frutas se les añade ahora vegetales de hojas verdes lo cual es muy beneficioso para la salud y ayudan en la pérdida de peso. Por eso, no teman en arriesgarse a crear su propia composición con albahaca, espinaca, lechuga, perejil, pepino, apio, berro etc.